La resistencia es rendición, Slavoj Zizek

Una de las lecciones más evidentes de las últimas décadas es que el capitalismo es indestructible. Marx lo comparó con un vampiro, y uno de los elementos destacados de la comparación, en estos momentos, es la capacidad de los vampiros para alzarse de nuevo después de haber sido acuchillados hasta la muerte. Incluso el intento de Mao, con la Revolución Cultural, de borrar hasta el mismo rastro del capitalismo ha desembocado en su triunfal retorno.

La Izquierda de nuestros días reacciona en diferentes direcciones a la hegemonía del capitalismo global y su suplemento político, la democracia liberal. Puede, por ejemplo, aceptar la hegemonía, pero continuando la lucha por las reformas dentro del marco hegemónico (se trata aquí de la democracia social tipo Tercera Vía.)

Sigue leyendo

Superarán, otros hombres, este momento gris y amargo. Carlos Perez.

Carlos Pérez Soto
Profesor de Estado en Física

1. El pasado es presente
Sólo se recuerda algo cuando todavía ocurre. La memoria no tiene más verdad que la que tiene la voluntad que la mueve. El contenido real de la memoria es el conjunto de situaciones en el presente que la requieren. Nunca hay memoria como tal. Hay discursos en el ahora que se presentan a través de la retórica de algún pasado. Alguno, uno entre muchos posibles. Aquel pasado que permita vehiculizar lo que nos resulta vital en el presente.

Pero no toda voluntad, no todo conflicto presente, requiere la retórica de la memoria para darse impulso y legitimidad. El pasado es necesario para los que han llegado hace muy poco al poder, o para los que han perdido la esperanza de obtenerlo. El pasado es un recurso retórico necesario para los vencedores, que construirán la legitimidad de su nuevo poder desde la ficción de un camino necesario que lo explica, o para los derrotados, que lo requieren imperiosamente para reconstruir el sentido que les ha sido arrebatado.
Para los que luchan, en cambio, rara vez el pasado es un argumento. Salvo que se hayan acostumbrado a luchar desde la posición de la derrota.

Sigue leyendo

Pedagogía de la resistencia y de las emancipaciones, Claudia Korol

freire_stencil

Quiero realizar algunas consideraciones sobre los temas en debate, a partir de una experiencia teórico práctica: la experiencia de educación popular, concebida como pedagogía de la resistencia y de las emancipaciones, de la rabia y la indignación frente a las injusticias, de rebelión y de revelación de los nuevos mundos que pugnan por crecer y por crear relaciones políticas, culturales, sociales, económicas, de género, opuestas a las que reproducen y refuerzan la dominación. No voy a detenerme en el diagnóstico de las formas en que se ejerce la dominación, ni en el relato de experiencias sobre ejercicios concretos de autonomía, de resistencia, de creación de una cultura emancipatoria, cuyos protagonistas están presentes y pueden realizarlo de manera mucho más contundente.

Sigue leyendo

Carta a Pável Vasílievich Annenkov, Karl Marx

marx_retrato

Bruselas, 28 de diciembre [de 1846]

Querido señor Annenkov:

Hace ya mucho que hubiera recibido usted la respuesta a la suya del 1 de noviembre si mi librero me hubiese mandado antes de la semana pasada la obra del señor Proudhon “La Filosofía de la Miseria”. La he leído por encima, en dos días, a fin de comunicarle a usted, sin pérdida de tiempo, mi opinión. Por haberla leído sin gran detenimiento, no puedo entrar en detalles, y me limito a hablarle de la impresión general que me ha producido. Si usted lo desea, podré extenderme al particular en otra carta.

Le confieso francamente que el libro me ha parecido, en general, malo, muy malo. Usted mismo ironiza en su carta refiriéndose al «jirón de la filosofía alemana» de que alardea el señor Proudhon en esta obra informe y presuntuosa, pero usted supone que el veneno de la filosofía no ha afectado a sus investigaciones económicas. Yo también estoy muy lejos de imputar a la filosofía del señor Proudhon los errores de sus investigaciones económicas. El señor Proudhon no nos ofrece una crítica falsa de la Economía Política porque sea la suya una filosofía ridícula; nos ofrece una filosofía ridícula porque no ha comprendido la situación social de nuestros días en su engranaje [engrènement], si usamos esta palabra, que, como otras muchas cosas, el señor Proudhon ha tomado de Fourier.

Sigue leyendo

Proposición de un marxismo hegeliano, Carlos Pérez.

marxxx

Carlos Pérez Soto
Profesor de Estado en Física

“Sólo será forma viva, si su forma vive en nuestro sentimiento y su vida toma forma en nuestro entendimiento, y ese será siempre el caso en que lo consideremos bello”
Friedrich Schiller, Carta Decimoquinta
1. La dicotomía Ilustración – Romanticismo
La reflexión sobre lo político en la modernidad, tanto en la Filosofía Política como en el imaginario de los actores políticos mismos, está ampliamente dominada por la dicotomía entre Ilustración y Romanticismo. Ir más allá de esta dicotomía al analizar las nuevas formas de dominación nos lleva a conceptos que aparecen como fuertemente paradójicos ante los hábitos del pensamiento común.

Sigue leyendo

Educación Popular y Sujeto Popular, Pablo Delgado.

Por un concepto amplio de lo popular

Esta breve provocación tiene como objetivo aportar al debate sobre el concepto de educación popular, sus objetivos y hacia quien “van dirigidas” sus practicas.

En primer lugar podemos decir que la Educación Popular es una educación que nace como respuesta de los sectores populares ante la carencia de espacios institucionalizados (ya sea desde el Estado o desde el Mercado) que cubran las necesidades o expectativas de la base popular. Hay que señalar, eso si, que esto no quiere decir que la educación popular sea ni haya sido sólo una forma de tapar los hoyos dejados por el sistema, sino también –y lo más importante- de instancias colectivas de problematización de la realidad y creación de conocimiento popular y colectivo. Es dejar de pedir mejor educación de parte del sistema, para crear una educación en paralelo, en contradicción con la educación formal.

Sigue leyendo

Entrevista a Gabriel Salazar.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.